Esta colección evoca aires cálidos y emotivos del desierto, atmósferas cargadas de colores tierra, reminiscencias de la arena, el viento y sus figuraciones creativas. Para la Temporada Primavera Verano 2012 la paleta es un oasis de color, una naturalidad emergente cargada de vida, de sentimientos, gamas de tonos pastel cálidos y emotivos.

En esta travesía se le da un especial cuidado al trabajo del detalle. Una selección de pieles con acabados y ornamentos que se enriquece con inspiraciones de bordado en chaquiras o fusiones de tejidos terminadas en cortinillas, flecos y tirillas. El matiz es el brillo de los herrajes tipo joya, de taches y piedras finas que dan el toque mágico al power fashion look de la mujer Pilar Valdez, imponente a cada paso, cargada de glamour y estilo.